Busca con Google

sábado, 13 de junio de 2009

LA EFICACIA DEL USO DE TF EN LA OSTEOMIELITIS

LA EFICACIA DEL USO DE TF EN LA OSTEOMIELITIS

Estudios sobre la eficacia de T en pacientes de osteomielitis desarrollados en la Academia de Medicina del Estado de San Petersburgo (12, 13, 38, 39) revelaron una diversidad de sus efectos mecanisistas.
La osteomielitis crónica es una infección larga severa. Los radicales libres y reacciones de peroxidación de lípidos desempeñan un papel importante en los mecanismos patogénicos de la enfermedad e inducen una deficiencia inmunitaria en los pacientes (36, 37).
En el estudio se incluyeron treinta y tres (33) pacientes, de entre 25 y 64 años, con diferentes formas de osteomielitis. Los pacientes se dividieron en dos grupos. El protocolo consistía en la remoción quirúrgica de la infección purulenta, llevada a cabo una semana después del uso de TF, y un amplio espectro de terapia antibacteriana (gentamicina, ampiox y otros) en el período postoperatorio.
El grupo principal de pacientes (20 personas) estaban recibiendo diariamente dos cápsulas de TF tres veces al día, junto con la terapia antibacteriana estándar. El grupo de control estaba compuesto por 13 personas correspondencia en nosología, sexo y edad y recibieron le tratamiento estándar.
Se demostró que además de su efecto inmunomodulador, TF influyó en los mecanismos de resistencia no específica, incluyendo la oxidación de radicales libres,
estabilidad de las membranas intracelulares y actividad de defensa antioxidante. La naturaleza de los cambios en valores bioquímicos mostró que, además de ser inmunotrópico, TF también produce efectos adaptogénicos.
Hubo cambios significativos en inmunidad humoral, caracterizados por un aumento de producción de IGA, estimulación de inmunidad fagocítica, al igual que en la dinámica de ciertas poblaciones de células-T y sin un aumento notorio en el nivel de complejo inmunitario circulante (CIC). Los pacientes experimentaron mejorías clínicas en su condición y los períodos de rehabilitación postoperatoria se acortaron.
Debido a sus efectos de estabilización de membranas y antioxidantes, el TF puede ser ampliamente usado al comienzo de un proceso microbiano inflamatorio (antes del desarrollo de reacciones inmunes), cuando tienen importancia los procesos adhesivos.
El uso de TF en pacientes con osteomielitis hematogénica sugirió el siguiente método para su uso tanto en la fase activa como para los trastornos inmunitarios que se producen durante la rehabilitación: dos cápsulas 3 veces al día durante dos semanas antes de la cirugía junto con la terapia básica y durante dos meses después de la cirugía.
TF se reemplaza después con dos meses de suplementos de vitaminas y minerales.
A continuación, después de verificar el estado inmunitario del paciente y en casos de inmunodeficiencia, se debería administrar una cápsula de TF tres veces al día durante dos meses y el tratamiento mencionado antes debería ser repetido.
En caso de inmunodeficiencia en otras formas no hematogénicas de osteomielitis, se debería tomar una cápsula de TF tres veces al día durante tres semanas antes y dos meses después de la cirugía. Después de un corte de cuatro a cinco meses en la terapia, en los casos en que ha recurrido la inmunodeficiencia, debería administrarse TF durante otros dos meses.
Si la remisión es interrumpida por una exacerbación de la osteomielitis, se debería tomar dos cápsulas de TF 3 veces al día durante una semana antes y un mes después de la cirugía.

“La primera riqueza es la salud”. (Ralph Waldo Emerson)
“La libertad y la salud se asemejan: su verdadero valor se conoce cuando nos faltan”. (Henri Becque)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
4lifeinnovacion@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

REFLEXIONES SOBRE DIOS