Busca con Google

sábado, 13 de junio de 2009

EL USO DE TF EN INFECCIONES POR CLAMIDIAS

EL USO DE TF EN INFECCIONES POR CLAMIDIAS

En años recientes, la infección por clamidias se ha convertido en un problema serio de salud. La mayoría de los informes, tanto de autores nacionales como extranjeros, se refieren a la clamidiosis urogenital (40, 52). El uso de los antibióticos modernos conduce al desarrollo de efectos colaterales como disbacteriosis, lesiones tóxicas al hígado e inmunodeficiencias secundarias. Cuando se desarrollan medidas terapéuticas, se debe tener en cuenta el ciclo de desarrollo de las clamidias, la posibilidad de formación de formas-l (en que falta una pared de la célula), y su perseverancia en el cuerpo que hace necesaria no sólo una correcta elección de antibióticos, sino también la búsqueda de agentes inmunocorrectores eficaces (6). El
uso de TF y TF PLUS en el tratamiento de clamidiosis urogenital en pacientes adultos es de gran interés (22, 26).
Veinticuatro (24) pacientes varones con clamidiosis urogenital recibieron terapia antibacteriana de acuerdo con el sistema tradicional durante un mes (10 días de clarythromycin, doxicyclin y ofloxacin). El segundo grupo (26 pacientes) recibió un tratamiento de 10 días con clarythromycin y además TF PLUS, 1 cápsula 3 veces al día durante 10 días. El tercer grupo (23 pacientes) recibió clarythromycin y TF de acuerdo al mismo patrón. El examen de frotis uretral y secreción prostática utilizando
el método de Reacción de Cadena de Polimerasa (RCP) de ADN, dos meses después de terminado el tratamiento mostró un 100% de erradicación de las clamidias en los tres grupos.
Sesenta y dos por ciento (72%) de los pacientes que recibieron tratamiento antibacteriano tradicional se quejaban de incomodidad en la zona del epigastrio y un
certio (32%) se quejaba de náuseas. Hubo casos de vómito (12%) y dispepsia (12%).
En 88% de los casos se registró disbactoriosis intestinal, con ocurrencia frecuente de
lesiones por hongos y candidosis genital. De la terapia antibacterial se derivaron efectos hepatóxicos como síndrome de ictericia, (8%), agrandamiento del hígado (17%) y un aumento de la actividad de las enzimas hepáticas (54%). Todas estas manifestaciones hicieron necesarias terapias adicionales, como el uso de enzimas y otros bioagentes, agentes adicionales para mejorar la función hepática y el uso de fungicidas, prologándose de ese modo el curso del tratamiento y aumentando los costos.
Se sabe que la primera fase de la respuesta inmunitaria específica de defensa se inicia con la activación de todo el complejo de citokinas (interleukinas, interferones, moléculas de adhesión, etc.), es decir, la fase de activación monocítica-macrófaga (48,49). Los niveles de concentración de IL-1b, IL-2 e IFN-g fueron definidos antes y después del tratamiento en 45 pacientes de clamidiosis urogenital. En la información se muestran los desequilibrios en las citokinas estudiadas. Hay una diferencia estadísticamente significativa entre la concentración de las principales IL-1b proinflamatorios y su valor normal.
IL-2 es una interleukina clásica, que no sólo participa en la inducción de la inmunidad celular, sino que además desempeña su función principal, a saber, la destrucción de las células alteradas por exógenos. También activa las células-T, las células AN como asimismo todas las entidades celulares (macráfagos, neutrófilos y otros) que son capaces de destruir las células enfermas y los microbios. En nuestros
estudios, se encontró que los títulos IL-2 estaban altos durante los primeros días del
desarrollo del proceso inflamatorio. Las concentraciones de IL-2 eran significativamente diferentes de sus concentraciones normales; en tanto que, al mismo tiempo, en los pacientes de clamidiosis urogenital, las concentraciones de INF-g revelaban una disminución significativa en comparación con las del grupo de control.
No hubo una diferencia significativa en los efectos del TF o TF PLUS en la dinámica de las manifestaciones clínicas ni en los cambios inmunológicos. Este es otro hecho que confirma que la citokinas que hay en estos productos son el principal principio activo y que otros componentes potencian su efecto.
Los urólogos prefieren el TF Plus, lo que sería muy comprensible, dado que contiene zinc, lo que produce efectos benéficos sobre la función sexual. El zinc ayuda a prevenir los procesos de hipertrofia prostática, promoviendo así una prevención intencional de un crecimiento benigno.
Debería señalado que una combinación de drogas con interferón y antibióticos en los pacientes con clamidiosis (41) y leikinferon y antibióticos en los niños con pielonefritis crónica (28) los protege de los efectos adversos de las drogas antibacterianas y minimiza el desarrollo de disbacteriosis intestinal.

El uso combinado de agentes de interferones, citokinas y terapia antibacteriana produce un marcado efecto terapéutico con dosis menores de cada componente. El efecto potencial de las citokinas permitió disminuir significativamente las dosis efectivas de antibióticos y minimizar su efecto negativo. Podría ser una estrategia útil el uso de dosis orales de citokinas para ayudar a los pacientes que sufren de infecciones intestinales y disbiosis intestinal causada por infecciones intracelulares persistentes. TF potencia el efecto de los eubióticos, productos enzymáticos y adaptógenos.

“La primera riqueza es la salud”. (Ralph Waldo Emerson)
“La libertad y la salud se asemejan: su verdadero valor se conoce cuando nos faltan”. (Henri Becque)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
4lifeinnovacion@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

REFLEXIONES SOBRE DIOS